Nací en Madrid,

aunque mi corazón tiene un pedacito de cada mar.

Crecí bailando,

y la danza me llevó a buscar

de manera más profunda

el funcionamiento del cuerpo

y el estudio de una vida más espiritual.

Así conocí y me enamoré del Yoga.

Así comenzó el camino de vida más bello que jamás pensé.

Desde entonces dedico mi tiempo plenamente al estudio de esta Filosofía

y a impartir clases de Vinyasa flow, Power yoga, Yin Yang y Meditación.

Creo en la fluidez del cuerpo y la mente, en la meditación en movimiento,

en la respiración profunda como fuente de vida,

y todo ello con especial atención en la compasión y en la iluminación personal.

 

¿me acompañas en este camino?

 

love,

p

X